OBRA MAESTRA NEUE PINAKOTHEK

OBRA MAESTRA NEUE PINAKOTHEK Show title in blue bar OBRA MAESTRA NEUE PINAKOTHEK Vincent van Gogh (1853-1890)
Los girasoles (1888)
Aceite sobre lienzo, 92,0 x 73,0 cm
Adquirido como regalo anónimo en 1912 en la fundación Tschudi-Spende Inv. Nº 8672

Vincent van Gogh creó esta pintura con un colorido radiante y una palpable alegría de vivir, pintado en agosto de 1888 con la idea de decorar su estudio en Arles, donde quería pintar con Paul Gauguin. El artista dibujó el jarrón, las flores, la superficie de apoyo y el fondo de un modo sencillo, en gran medida en plano. Además, el gélido turquesa del fondo hace que destaquen extraordinariamente los tonos amarillos y marrones amarillentos, de tal modo que las flores permiten imaginar la Provenza veraniega y una vida brillante, en el doble sentido de la palabra, tal y como lo sentía el propio van Gogh. Las flores representan aquí el sol que el artista entendía como símbolo de la vida y que también plasmaba en algunas de sus obras.

Las formas sencillas y el gran colorido se remontan a las sugerencias de los grabados japoneses, permitiendo asimismo percibir las relaciones con los llamados Cloisonismos del círculo de Gauguin. El modo en el que van Gogh concebía en un sentido amplio el sur de Francia como «Japón», donde era posible una vida feliz, también lo reflejaban «Los girasoles».

El cuadro expuesto en Múnich no es la única versión de «Los girasoles» que pintó van Gogh, pero es una muy especial. El artista siempre expuso esta pintura y su versión en parejas en la National Gallery de Londres. Más tarde pensó en utilizar dos pinturas de Los girasoles para el cuadro «La Berceuse» a modo de marco especial festivo, de tal modo que se obtuviera un tríptico.